.

En septiembre del año 2012 pesaba 285 libras. Realmente era un peso exagerado pero no me preocupaba mucho hasta que un día, caminando desde el restaurante "Lo Nuestro" hasta la Casa Inspectorial Salesiana, unas 4 cuadras largas, tuve que hacer varias paradas porque materialmente me ahogaba. Llegué a la casa y me fui a acostar porque me sentía mal, me faltaba la respiración y el corazón latía aceleradamente. Al día siguiente fui donde un cardiólogo quien me dijo: "si usted fuera mi padre, mi hijo o mi hermano, solamente le diría una cosa: tiene que operarse para reducir el estómago". Esto me inquietó muchísimo. Consulté con mis mejores amigos en Guayaquil y todos me dijeron que no lo hiciera...

Mons. Alfredo José Espinoza Mateus, sdb Obispo de Loja

Luego de varios meses y más de 28 libras menos, hoy soy una nueva persona.  Agradezco con todo mi corazón a la Doctora Mónica Reyes quien me enseñó a cuidar y amar mi cuerpo.

Todo merece un sacrificio, hay que querernos.  El aprender a alimentarme correctamente me permitió perder mucho peso, mejorar mi salud y mi piel.  Hoy peso 131 libras y me siento maravillosa.  Lo mejor de todo es que con la guía medica de Mónica no tuve hambre, aprendí a disfrutar de la comida sana.

Angélica Moreno

 

Llegué al Consultorio de la Doctora Mónica Reyes con 161 libras, en dos meses y medio logré bajar a 132 libras, todo con esfuerzo y dedicación. La Doctora me envió a hacer exámenes, corrigió mi  Resistencia a la Insulina, esto combinado con dietas (que  me parecieron muy buenas) me ayudaron a bajar.  Además  las máquinas reductoras que utiliza Doctora Mónica  me hicieron moldear el cuerpo.

La verdad que no pensé bajar tanto, pero al fin lo logre y gracias a mi Nutrióloga baje casi 30 libras. 

Sofía Cedeño

 

Mi  propósito es agradecer a la doctora Mónica Reyes, Nutrióloga, por toda la dedicación y esfuerzo que me dedicó, para lograr que suba de peso y así, prácticamente hacerme reencontrar con la vida. Yo padezco la enfermedad de Parkinson,  la cual causa una serie de problemas, como la rigidez, lentitud en los movimientos, falta de estabilidad y en mi caso, como en otros tantos, la disminución de peso.  Antes de enfermarme mi peso normal era de 145 libras, en diciembre del año pasado llegué a pesar 100 libras, casi no podía sostenerme en pie,  había perdido mucha fuerza y no tenía ánimo para hacer nada, absolutamente nada.  La doctora Mónica, con gran afán, estudió mi caso, elaboró para mí un plan de alimentación que me pidió lo siguiera estrictamente.  Me cuesta dificultad cumplirlo pero es necesario, he subido a 121 libras y he vuelto a sentir que vivo,  he recuperado el ánimo y algo de la fuerza y sobretodo veo la alegría de mi familia, que festeja cada libra que logro subir.

Gracias doctora.

Enrique Egas

 

Desde que ingrese en el tratamiento con la Dra. Mónica Reyes, mi estilo de alimentación cambió.  Yo NO era de aquellas personas que comían las cinco comidas del día, al inicio la dificultad para lograr el objetivo básico fue una prueba, no estaba acostumbrada.  Pero en la primera semana al ver los resultados de mi difícil prueba, quedé asombrada y satisfecha conmigo mismo, logré superar mi primera semana. Los equipos de tratamiento corporal también me ayudaron mucho.  Inicie con 170 libras y hoy en día estoy pesando 149 libras y quiero seguir bajando peso con la Dra., con alimentación, actividad física,  y constancia  pude lograr mi objetivo y seguir adelante para llegar a mi peso ideal. 

Blanca Leiva Gavilanes

 

 

Muy profesional la atención; a la vez muy humana y cálida, actitudes necesarias para continuar el tratamiento.  Eso sí la paciente debe colaborar en un 100% con todo lo dispuesto por la Doctora Mónica Reyes.

Vale la pena!!!

Mercedes Villalba Egas

 

Desde que iniciamos el tratamiento en el Consultorio de la Doctora Mónica Reyes, junto con mi hijo Elian de 7 años, hemos visto resultados positivos. En 2 meses mi hijo ha bajado 10 libras, comiendo saludablemente y subiendo su autoestima, corre más rápido, ya no es el último en las competencias de la escuela.

Yo por mi parte he moldeado mi figura con ayuda de la dieta y los tratamientos corporales complementarios, llevo ya 15 libras menos y he podido usar la ropa de antes que la tenía en el closet más de un año.

Siempre recomiendo a la Doctora Mónica Reyes y sus tratamientos corporales con mi familia y amistades, estamos muy agradecidos.

Lina Torres Vivanco

 

Antes de acudir donde Mónica pensaba que el bajar de peso no era una prioridad en mi vida; sin embargo, entendí que era la mejor manera de mantener una vida saludable.  El iniciar y mantener el tratamiento no significó para mí un mayor sacrificio ya que gracias a los consejos profesionales de Mónica logré conjugar el correcto hábito alimenticio y el ejercicio.  Los resultados son muy satisfactorios pues tengo otra perspectiva sobre una alimentación saludable escogiendo y combinando correctamente los alimentos; además, he logrado mejorar mi autoestima y seguridad.

Además por mi profesión (Oncóloga Clínica) refiero mis pacientes donde Mónica a la que recomiendo sin lugar a dudas ya que ofrece un servicio profesional, humano y un manejo integral sobre una correcta nutrición.

Dra. Tannia Soria Samaniego Oncóloga Clínica

 

Soy una mujer adulta, ya de algunos años, he realizado ejercicio físico diariamente durante toda mi vida, sin embargo hasta hoy, no he podido controlar el tamaño del abdomen y su flacidez, debido entre otras causas a los embarazos.  Con el plan de  alimentación he bajado de peso y con el tratamiento corporal veo un cambio significativo en esta parte del cuerpo porque he perdido volumen, se ha reafirmado el abdomen  y sobre todo la piel parece estirada.  Todo el contorno del área de la cintura se encuentra muy definido, los músculos abdominales se empiezan a notar nuevamente y esto me produce una gran satisfacción personal.

Alicia Baquero de Pasquel