.

  • Consuma fibra: frutas con cáscara, leguminosas, pan centeno e integral, hortalizas, avena cruda, etc.

  • Mantenga 4-5 comidas al día. No pase periodos largos de ayuno.

  • Consuma carnes magras como pollo, lomo fino o de falda de cerdo, pavo.

  • Evitar carnes procesadas como los embutidos.

  • Puede consumir hasta 4 huevos completos a la semana pero debe ser tibio o duro o revuelto pero sin emplear grasa.

  • No consumir pato, cordero, vísceras.

  • Consuma leche semidescremada y quesos bajos en grasa. Actualmente se está discutiendo el papel de las grasas saturadas de la leche en las enfermedades cardiacas, debido a que parece que ciertos ácidos grasos de la leche podrían reducir el riesgo de problemas cardiovasculares. Sin embargo se sigue recomendando lácteos bajos en grasa.

  • Consuma pescados como salmón, atún, trucha, sardina, tilapia, etc., al menos 3 veces por semana.  El omega 3 de estos productos no baja el colesterol pero si actúa como un anticoagulante y desinflamante natural con lo que disminuye el riesgo de infarto cardiaco.

  • Con respecto a la carne roja la puede consumir unas 2 veces por semana siempre que sea lomo fino.  Al igual que la grasa saturada de los lacteos el tipo de grasa presente en este alimento actualmente se encuentra también en revisión.

  • Con respecto a los mariscos su consumo ha sido siempre muy controversial.  Pero actualmente se conoce que si bien estos productos contienen cantidades importantes de una familia de lípidos o grasas que se llaman los esteroles a la cual pertenece el colesterol, el contenido especifico de este (el colesterol) es mucho menor a los esperado.  Actualmente con los avances de la ciencia ya se puede medir los diferentes tipos de esterol de los alimentos y se ha podido determinar que la cantidad de colesterol en los mariscos es menor a la de la carne y el pollo. Además los mariscos son ricos en ácidos grasos omega 3.

  • Lo que nunca debemos olvidar es que los mariscos para que sean sanos no deben ser consumidos ni fritos, ni apanados, ni encocados.

  • Evite las grasas trans que las puede encontrar en altas concentraciones en los productos comerciales horneados y productos de pastelería como galletas, pasteles, etc.

  • Si el producto que compra contiene menos de 0.5 gramos de grasas trans por porción es libre de este tipo de grasa y lo puede consumir tranquilamente.

  • En ocaciones los productos no mencionan si tienen o no grasas trans ya que pueden estar encubiertas, para ello debe fijarse si en los ingredientes hay aceite parcialmente hidrogenado, si lo tiene esto es grasa trans que eleva su colesterol.

  • Evite usar sobres o cubos para dar sabor a las recetas.

  • No consuma coco, crema, manteca, mantequilla, margarina, nata, queso crema, tocino.

  • Utilizar aceite de oliva para las ensaladas y aceite de canola para freir y someta al calor el menor tiempo posible los alimentos que prepare.

  • Retire la grasa de caldo, el pellejo de las aves y el excedente de grasa que viene en otras carnes.

  • Tome alcohol con moderación, moderadas cantidades de alcohol (no mas de una copa al dia) pueden incrementar el colesterol hdl, pero recuerde que el consumo de alcohol en exceso puede aumentar triglicéridos y como su concentración de calorías es alta nos puede hacer subir de peso.